Historia

Montauban se encuentra en el corazón del suroeste de Francia. es capital del departamento 82 (Tarn-et-Garonne)y la segunda ciudad más importante de la región de Midi-Pyrénées después de Toulouse, que se encuentra a tan solo 45 km.

Fue fundada en el siglo XII por el Conde de Toulouse, Alfonse Jourdain, conviertiéndose en la primera de las ciudades medievales del sur.
Debe su nombre, Montalba (Monte de los Sauces o Mont Blanc) en contraposición con el nombre de la abadía vecina de Montauriol (la montaña de oro).

En el siglo XIII Montauban entra en un periodo de prosperidad que termina con la peste negra y la guerra de los Cien Años. De dicho periodo se conservan:
- La Iglesia de Saint Jacques, con su torre octogonal con base fortificada
- El puente viejo, antes de tres torres y sus siete arcos ojivales y
- La sala gótica del Castillo del Conde, actualmente la “Sala del Príncipe Negro” del Museo Ingres.

En medio de las guerras religiosas, Montauban se ilustra como un batión del protestantismo que no sucumbe al ataque de Luís XIII y el Cardenal Richelieu hasta 1629. A partir de entonces se aprovecha la ocasión para una reconstrucción general y fomentar el desarrollo de los suburbios.

A finales del siglo XVIII Montauban se convierte en capital regional, pero no fue hasta 1808, con la creación por parte de napoleón de un nuevo departamento (Tarn-et-Garonne) que se la nombró sede del condado.